contador-inteligente
Publicidad

En muchos sitios web hemos podido ver cómo se nos recomienda reducir la potencia eléctrica contratada. Mucha gente, por desconocimiento y precaución no la reduce o la reduce de forma insuficiente por miedo a que el ICP (interruptor de control de potencia) salte continuamente. Hoy tratamos este tema interesantísimo para los usuarios domésticos ¿se puede reducir aún más la potencia eléctrica? ¿podré reducirla hasta el punto de solicitar el Bono Social?

¿Por qué reducir la potencia eléctrica?

Para comenzar el artículo, es conveniente dejar las bases claras para que se pueda entender el artículo a la perfección.

Como muchos sabéis, la factura de los usuarios domésticos se podría decir que se divide principalmente en 3 conceptos, y que a groso modo, en la mayoría de los casos, es un tercio cada uno de ello en el importe final de la factura:

  • Término de potencia: es la parte fija que se paga consumamos o no electricidad. Digamos que pagamos un fijo para que el sistema funcione (otro día hablaremos de esto detenidamente).
  • Término de energía: es la parte de la factura que va ligada al consumo, cuanto más electrodomésticos usemos, más consumo energético y más pagamos.
  • Impuestos: Esos sobrecostes que encarecen todo y que tenemos que pagar sí o sí, a pesar de que el que los recibe no ha trabajado ni colaborado en el proceso.

Está claro que si reducimos la potencia contratada, bajaremos el coste fijo de la factura así como la parte proporcional de impuestos, pero además, si conseguimos tener una potencia contratada inferior a los 3KW podremos beneficiarnos del Bono Social, es decir, conseguir un descuento extraordinario del 25% en toda la factura (Término de potencia + término de energía + parte proporcional de impuestos).

Por tanto, independientemente de lo que se puede ahorrar en el término de potencia, nuestro objetivo es saber si podremos vivir con una potencia eléctrica contratada inferior a 3 KW y conseguir así el mayor ahorro posible.

¿Qué potencia eléctrica debo contratar?

Si aún no tienes contrato de electricidad y no sabes cuanta potencia contratar, mi recomendación es que uses la herramienta que tienen muchas comercializadoras eléctricas e ignores lo que te dicen, directamente baja 2 tramos la potencia que te recomiendan (ejemplo: si te recomiendan 6,90KW, contrata 4,60KW, dos tramos menos en las potencias normalizadas). Probablemente esta potencia la podrás ajustar más adelante, bajarla aún más, pero mi consejo es que primero contrates y luego, cuando estes habitando la casa, reduzcas la potencia ajustándola a tus hábitos de uso concretos.

Si ya estás habitando tu casa, pero tu contador de electricidad aún es electromecánico, tienes ICP, mi recomendación es que cambies a tarifa de discriminación horaria y así obligas a que te cambien el contador, además de conseguir ahorros adicionales en el término de energía. Te lo explicamos en el post de Discriminación horaria: a casi todos nos interesa

Si tu caso es que llevas ya tiempo habitando tu casa, y además tienes un contador inteligente, te explicamos cómo optimizar tu potencia al máximo. Para ello, necesitaras ver las lecturas de tu contador (necesitarás acceso al cuarto de contadores). Este método es válido para tarifas 2.0 y 2.1. Para tarifas reguladas con maxímetro, puede calcular la potencia con nuestro optimizador de potencia.

Como sabrás, los nuevos contadores inteligentes tienen un botón. Si haces pulsaciones rápidas va cambiando las opciones, mientras que pulsaciones largas (manteniendo pulsado durante 2 segundos el botón) sería el equivalente a un botón de Ok.

smarcador1

Lo primero que deberás hacer es acceder al menú de lecturas de tu contador. Para ello deberás mantener pulsado el botón 2 segundos y aparecerá en pantalla “MODO DE LECTURA”.

Modo Lectura contador inteligente
smarcador2

Tras esto, pulsaremos una vez el botón amarillo para que aparezca en pantalla “L1       CTTO1 (contrato 1). Lo seleccionamos manteniendo pulsación larga.

Contrato 1
smarcador3

En este punto estamos en un menú que nos aparecen las lecturas de “Actual” (mes en curso) y las de los cierres de los 3 meses (o periodos) anteriores, señalados con las palabras CRRE1 CREE2 y CRRE3. Con pulsaciones cortas entraremos en los registros más antiguos, los de CRRE3, y sobre este, haremos pulsación larga para entrar en esta opción.

crre3
smarcador4

En la pantalla se nos mostrarán las diferentes lecturas de energía activa en periodos 1 y 2 (para tarifas 2.0A y 2.0DHA), energía reactiva, y potencias máximas demandadas. Para saber qué es cada lectura, nos fijaremos en la parte de abajo de la pantalla, que nos indicará la unidad de medida. Si marca kWh, será energía activa, si es kVAr será energía reactiva, y la que nos interesa, la potencia máxima se marca con KW. Deberemos tomar los valores de la potencia máxima en los periodos que tengamos (uno en tarifas 2.0A y dos en 2,0DHA).

lectura
smarcador5

Una vez tomadas las lecturas en el cierre, realizaremos pulsaciones cortas hasta encontrar la palabra “ATRAS”. Sobre esta, realizaremos una pulsación larga, volviendo al menú de ACTUAL y los diferentes CRRE. Realizaremos el paso 4 nuevamente para tener las lecturas de los demás cierres y el actual (necesitamos mínimo 4 lecturas de potencia)

atras
smarcador6

Acogiéndonos a la UNE 20.317, que regula el limitador del contador, sabemos que podremos pasarnos la potencia contratada un 10% durante una hora y no cortará el suministro eléctrico, o que pasarnos un 50% la potencia contratada el corte se producirá antes de 15 minutos (estamos costatando que el corte se produce a los 10-15 minutos normalmente).

Por tanto, dado que las potencias registradas son puntas (no son valores que perduren en el tiempo), podremos considerar una potencia de contratación la resultante de dividir el valor máximo de las lecturas del contador entre 1,1. Con este valor el limitador de potencia no debería saltar nunca o casi nunca.

Si queremos ahorrar más, incluso ganarnos el bono social, en lugar de dividir por 1,1 que es el margen admitido por la UNE (un valor conservador), lo haremos entre 1,4. Aprovechando los 10-15 minutos que tarda en producirse el corte si supera hasta un 50% la potencia contratada, podremos asumir puntas de demanda de pontencia más elevados, consiguiendo un efecto parecido al de dividir por 1,1, aunque sin duda el riesgo a que salte el limitador es algo más elevado.

Si realizas los pasos aquí expuestos podrás saber claramente qué potencia es la óptima para tu caso, consultando el contador. Si eres de los afortunados que con los cálculos, bajas de 3KW de potencia requerida, automáticamente se te debería aplicar el Bono Social, consiguiendo así un 25% de descuento en toda tu factura. Recuerda que el Bono Social sólo se aplica en tarifas PVPC, con lo que si estás en mercado libre, solicita a tu compañía regresar a PVPC.

Y ahora que yo ya he soltado todo, te toca a tí hablar… ¿Has podido reducir tu potencia contratada? Cuéntanos tu experiencia…

Publicidad

4 comentarios sobre “Reducir la potencia eléctrica ¿es posible seguir bajandola?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *